¿Qué es un futuro distópico?

Los cambios a los que como partes de una sociedad nos encontramos expuestos, dan a pensar muchísimas teorías y diferentes escenarios que se pueden llegar a presentar por diferentes factores que se encuentren involucrados, como los avances tecnológicos, control social, apocalipsis, entre otros.

¿Qué es una distopía?

El término de distopía fue creado como un antónimo a la utopía, esta palabra proviene del latín moderno dystopiase, que a su vez se origina del griego antiguo. Este término tiene como significado una utopía negativa, de un lugar imaginario, donde ocurren situaciones indeseables.

En estas situaciones principalmente fantasiosas, se percibe la presencia de la distopía, pero cómo saber si en el futuro real podremos estar en la presencia de un futuro distópico, así que para esto necesitamos conocer ciertas definiciones que podrán hacer que tengamos algunos planteamientos y teorías para el futuro.

Que las maneras en que se desenvuelven las sociedades actualmente, se convierta en una sociedad con un futuro distópico llega a parecer muy desenfrenado, pero para muchas personas hay muchas características que se encuentran presentes, forman parte de pensamientos distópicos, y por lo tanto es un tema que ha tenido una gran relevancia.

Para que  puedas conocer un poco más al respecto, te hablaremos de la distopía y sus características.

La distopía se puede definir como una sociedad totalmente ficticia, que es una tendencia a enfocarse a todas las situaciones y circunstancias catastróficas, fatales y terroríficas por las que pueda pasar la sociedad.

ciudad destruida

En una sociedad distópica los factores que poseen protagonismo son monstruosos, crueles y banales.

La mayoría de las situaciones que se encuentran en un contexto distópico, se enfocan en las situaciones humanas de manera negativa. Estas se encuentran manifestadas a través de un cómic, película, novela, ensayo o cualquier medio donde pueda ser expuesto.

En las sociedades distópicas se emplea la exposición de los deseos más ocultos de los humanos, sus actitudes primitivas, impulsivas, y la catástrofe que se pueden desencadenar con las acciones de los humanos.

La distopía se encuentra catalogada principalmente como un género literario, donde los escritores no se cohíben en expresar y manifestar todos los planteamientos deseados, en un mundo con desenlaces catastróficos, apocalípticos e indeseables.

Sin embargo, podemos conseguir este tipo de temáticas en diferentes ámbitos como películas, videojuegos o series.

Características de una distopía

Para lograr distinguir a una distopía de las diferentes temáticas existentes, se han establecidos algunas características propias de la distopía que son esenciales para determinar que efectivamente se está manejando un género distópico, parte de esas características son las siguientes:

  1. Es todo lo contrario a la utopía.
  2. Sus tramas e historias se centran en mundos post apocalípticos o el fin del mundo.
  3. Se manifiesta un mundo completamente devastado en búsqueda, o en la implementación de un nuevo orden social.
  4. El enfoque central de las sociedades distópicas son las insensibilidades y banalidades de los seres humanos, haciendo que sea exaltada la parte visceral de estos.
  5. La manera de expresar los mundos distópicos, es a través de ideas e historias fantasiosas que se encuentran en un ambiente irreal e imaginario.

Diferencia de la utopía con la distopía

La utopía fue un término utilizado por primera vez por santo Tomás Moro, quien lo utilizó para el título de su libro y obra más conocida, esta fue publicada en 1516.

En esta obra se plantea la creación de un modelo de vida para una sociedad perfecta, una sociedad que cuente con los niveles mínimos de pobreza, violencia y criminalidad.

Contrario a la sociedad creada en base a los pensamientos utópicos, la distopía  y las sociedades distópicas se caracterizan por estar deshumanizadas, ocurren desastres naturales, los gobiernos son tiránicos, los desarrollos de las sociedades son desastrosos y con finales catastróficos.

En pocas palabras, la distopía y la utopía son completamente antónimos. En la utopía se desarrolla el lugar soñado de todas las personas, en las sociedades utópicas se establecen buenas organizaciones, todas las características son buenas, magníficas y gloriosas.

Por otro lado, en la distopía conseguimos todas las características negativas y se encuentran todos los pensamientos y situaciones a las que los seres humanos quieren huir. Las situaciones distópicas tienen un entorno realista pero catastrófico e indeseable.

¿Qué tan cerca estamos de un futuro distópico?

Las sociedades distópica han quedado plasmadas en muchas obras de la literatura, uno de los más conocidos y clásicos es  1984 de George Orwell,  donde hay una vigilancia omnipresente en la sociedad que controla la vida de todos los habitantes, prohibiendo el amor y la libertad de expresión.

Otras obras que son relevantes del género distópico son, Un mundo feliz de Aldous Huxley, donde las personas viven felices debido al control de las elites allí existentes y Farenheit 451 de Ray Bradbury, donde los bomberos, distintos a las sociedades que conocemos, tienen la labor de quemar libros.

También podemos conseguir diferentes series, películas y hasta videojuegos donde se crean sociedades dominadas por eventos de desgracias para la humanidad y haciendo que la vida de las masas sea totalmente controlada.

Todas estas obras se encuentran en mundos ficticios, pero ¿qué tan lejos estamos de tener un futuro como el de  Blade Runner, debido a todos los avances tecnológicos que actualmente se manejan? o ¿cómo cualquier obra que ha plasmado y exaltado la crueldad humana y el egoísmo?

Este es un tema bastante extenso, pero pensar que no espera un futuro donde el protagonista sean los desastres y el control de masas es una teoría que muchas personas manejan y la consideran real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*