Trucos para mantener la casa caliente en invierno

El lugar más especial que tenemos cada uno de nosotros es nuestro hogar, por lo que siempre vamos a querer sentirnos a gusto, cómodos y felices, algo que solo es posible si este cuenta con las condiciones adecuadas para ello, entre las que destaca la temperatura del lugar.

Los mejores trucos que puedes encontrar para mantener la casa caliente

Durante el verano puedes que tu vivienda sea un gran horno si no posees aire acondicionado, pero en invierno puedes sufrir mucho más, debido al frío característico de la época y que solo es agradable por momentos.

Pensando en la llegada del invierno, muchas personas ya han comenzado a buscar opciones para mantener una temperatura cálida en sus casas, consiguiendo de esa manera que durante dicha época, puedan divertirse y disfrutar de la compañía de sus seres queridos.

casa caliente en invierno

Si eres uno de los que quieres que tu casa se mantenga caliente en el invierno, te daremos algunos trucos con los cuales podrás conseguirlo de forma sencilla, así que sigue leyendo y toma la opción que más te convenga.

Revisa las tuberías

Cuando comienza el frío este se puede colar dentro de las tuberías provocando grandes daños si no se encuentran en buen estado.

Por eso, es recomendable una vez que comience el invierno, revisar las tuberías de gas y agua para verificar que estén en óptimas condiciones.

Ten en cuenta que si estas tuberías se encuentran en mal estado, puede haber fugas al momento de prender la calefacción y por supuesto, el hogar no se mantendrá caliente.

Debes tratar de que no exista ningún escape de energía durante el invierno, solo de esa forma se podrá mantener caliente tu casa, además de que te permitirá reducir gastos en tus facturas durante esta temporada.

Utiliza aluminio

Colocar láminas de aluminio en las ventanas de tu hogar es uno de los trucos más básicos, económicos y fáciles que encontrarás para combatir el frío.

Este material tiene como ventaja hacer que el calor se mantenga dentro de las habitaciones y no se escape con facilidad.

Otra modalidad es instalar ventanas de aluminio, ya que te proporcionan el calor necesario durante cualquier época del año, son duraderas, te protegen contra cualquier cambio climático y te ahorrarán mucho dinero en calefacción.

Si no consigues aluminio o no deseas instalar este tipo de ventanas, compra láminas de panel reflectante para que el calor de los radiadores no se escape.

Muebles encima radiador

Si tienes techos altos, colocar los muebles encima del radiador, es una excelente opción para mantener la casa caliente.

Nunca se deben colocar frente a los radiadores, ya que puede absorber el calor y producir un incendio.

Este truco es muy útil si el radiador está debajo de una ventana con cortinas, ya que el aire caliente puede quedar atrapado en ambas y así mantener el espacio a una temperatura adecuada.

Cortinas gruesas

Las cortinas con forro térmico son ideales para mantener el calor en las habitaciones y más si hay niños, ya que impiden la fuga de calor que puede producir los radiadores o estufas, además de servirte para el verano cuando no quieras que el calor excesivo entre por las ventanas.

Cualquiera que sea el caso, unas cortinas térmicas son un buen aliado durante el invierno, pero si no deseas invertir en ellas, con colocar plástico o materiales polares detrás de las cortinas tradicionales será suficiente.

Estufas pellets

Una casa moderna, con estilo y que tenga un sentido ecologista, debe tener una de estas estufas en cualquiera de sus presentaciones, ya que funciona con combustible 100% orgánico que proviene de la madera, lo que lo hace un recurso muy sustentable.

Otras de las ventajas que poseen las estufas de este tipo, es que las puedes regular a través de los paneles de control, con control remoto o por medio de tu teléfono móvil, configurando así de manera sencilla el grado de calefacción que quieres para tu hogar.

Seguro esta función te dará un alto grado de confort y que es muy necesario durante el invierno.

No te preocupes por la cantidad de combustible que utilizará la estufa, ya que puedes programarla para que se apague en determinadas horas, algo que contribuye en el ahorro del mismo y por supuesto, supone que tendrás menos gastos que hacer en ese sentido.

Estufas eléctricas

Si prefieres otras con menores inconvenientes que las anteriores, las estufas eléctricas puede ser lo que estás buscado. Con un consumo reducido y más enfocado a la calidad puedes mejorar el calor en la estancia que tu quieras.

Además, ofrecen posibilidad de transporte más sencillo que las otras y poder distribuirlas por distintas estancias del hogar.

Luz solar

El truco más antiguo de la historia es recurrir a los rayos solares para tu casa te mantenga caliente, algo posible si  durante el día abre las persianas y cortinas de tu casa, para que la habitación absorba la mayor cantidad de energía solar, recordando cerrarlas luego del atardecer para que el calor no se escape.

Usar aislantes

Cubrir bien los muros, puertas y ventanas permitirá que no haya fuga de energía, ya que el 70% de estos escapes es porque una puerta o ventana tiene un hueco.

Un excelente aislante es el corcho y la fibra de vidrio, ya que es un material resistente y mejora el aislamiento.

El invierno no te puede agarrar desprevenido y menos sin los recursos necesarios para tener tu casa en óptimas condiciones. Estos trucos te facilitarán el proceso y verás que valdrá la pena.

Recuerda que debes optimizar los recursos para estar tranquilo durante este tiempo de bajas temperaturas y mucho frío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*