El movimiento ‘do it yourself’ llega a Barcelona

Tomar café e imprimir a la vez un robot en tres dimensiones es posible. Barcelona inaugura ahora el que ya es el primero FabCafe de Europa. Un proyecto innovador y de éxito en la Asia que combina un taller de creación de materiales en 3D y una cafetería en un mismo espacio, replicando el modelo ya existente a Tokio (Japón) y Taipeh (Taiwàn). De la mano de la creadora china establecida en Barcelona Cecilia Tham, este jueves ha abierto las puertas como un proyecto “multidisciplinario en constante transformación“.

El FabCafe no es un espacio, es una comunidad de gente: somos makers”, . Tham hace referencia a la iniciativa Makers of Barcelona (MOB), asociación y espacio de coworking que ella misma fundó el 2010 en la ciudad condal. En aquel mismo espacio es donde ahora se ha ubicado este nuevo FabCafe (Fab atiende al concepto Fabricación Digital) y desde donde continuará difundiendo el concepto maker, que según define “está todavía para empezar”.

¿Qué es el maker movimiento?

Tham explica que es una filosofía que apuesta para “utilizar la creatividad de cada uno“. Siguiendo el rastro del Do it yourself, la filosofía maker implica desde cocinar un pastel, hasta crear productos a mano o diseñar gadgets como robots o impresoras. Y de aquí surge el FabCafe, donde las impresoras en 3D estarán al alcance de todo el mundo.

En realidad, para Tham, participar bajo esta premisa es sintomático de un cambio de paradigma. “Por primera vez, nosotros como individuos tenemos el poder de hacer todo el que queramos. Podemos buscar información, tutoriales, hacer nuestra propia página web…. Incluso existen tutoriales de como hacer un cohete!”, exclama la directora del FabCafe Barcelona. Establecida en Barcelona desde 2002, Tham vivió su niñez en Hong Kong y la época de estudios en los EE.UU. y en Cambridge, hasta que puso en marcha, un golpe ya instalada a la ciudad condal, la asociación MOB.

El nuevo FabCafe es un entorno multidisciplinario que apuesta por la filosofía del coworking. Tham explica que aquí podrás mostrar tus productos y servicios y “la comunidad te puede ayudar a avanzar, porque si formas parte de una comunidad, avanzas más rápidamente y más lejos”. La plataforma de carácter asociativo –que pronto también contará con un local en Sitges- mantendrá precios especiales durante su primer mes de apertura por el uso de la fresadora láser (entre 8 y 25€), cantidades que variarán en función del tiempo empleado en el uso de la herramienta.

También apelan al crowdfunding para financiar nuevas maquinarias con las cuales nutrir el centro que ahora se inaugura. Con las recaudaciones, esperan adquirir una cortadora láser y una impresora 3D. Hasta el momento, y a través de la plataforma Ulule, ya han recaudado el 27% de su objetivo, cifres borde 2.800 euros. Una cantidad que invertirán en aquello que, defienden, también es rentable. “La rentabilidad de una persona motivada cambia toda la sociedad”, apunta Tham.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*