¿Cómo puedo plantar árboles y ser más feliz?

¿Cómo no has de sentirte feliz si estas regalando más vida a la naturaleza y también al planeta y si le estas devolviendo una mínima parte de todo lo que te ha dado? Sin ninguna duda plantar al menos un árbol es una actividad gratificante que no debes privarte de hacer al menos una vez en la vida.

¿Por qué plantar árboles?

Y es que lo que no se puede ignorar es que además de ser los pulmones de nuestro mundo, los árboles también tienen funciones muy importantes para el planeta, tales como el enfriamiento de los suelos, del aire, la estabilización de los suelos, evitan la erosión de la tierra, absorben el CO2 que es el principal contribuyente del calentamiento global, contribuye con la formación de nubes y la lluvia.

Aprende a escoger el tipo de árbol adecuado antes de sembrar

Si bien es cierto la actividad de sembrar árboles y de recuperar espacios verdes es algo muy noble, no debes olvidar que hay elementos importantes a considerar respecto a las características de la especie de árbol que deseas sembrar.

Esto obedece a que no todos son iguales, en tamaño, requerimientos de suelo, clima, entre otros. En consecuencia, debes estar atento de:

  • De cuanto espacio dispones en el terreno donde lo vas a plantar.
  • Cuál es la altura máxima que alcanzará, el diámetro de su tronco y de la copa, de igual forma que tanto se expandirán las raíces, cuál es su velocidad de crecimiento ya que suelen invadir los alrededores y levantar el suelo.
  • Que tan frondosa es esa especie.
  • Qué tipo de suelo es el apropiado.
  • Cantidad de riego que necesita y si dispones de las facilidades para proporcionárselo.

No te imaginas la importancia de conocer toda esta información de manera anticipada ya que una mala elección a la larga perjudicará a la planta y es que habría que talar y si está en una zona urbana o en nuestro jardín, las raíces pueden ocasionar daños a la casa.

Sería muy lamentable que después de tanto esfuerzo por recuperar la naturaleza en los espacios urbanos, hubiera que deshacerse del árbol, así que piensa bien o asesórate de cuál es la especie ideal.

Plantar un árbol nos acerca a la naturaleza

Según el informe más reciente de la ONU un 55% de la población del mundo habita en las ciudades y en unos años ese porcentaje tiende a crecer, sin embargo las personas prefieren pasar sus temporadas vacacionales o cualquier tiempo libre que dispongan, cerca de la naturaleza debido al bienestar, a la paz, a la sensación de libertad todo lo cual deriva en felicidad.

Es por ello que al plantar uno o varios árboles en las zonas urbanas las personas sienten que están más cerca de la naturaleza y eso les hace felices, porque es una forma muy acertada de ayudar a subsanar la huella medioambiental que provocamos con el consumo a veces desmedido de los recursos naturales.

Un árbol en la ciudad aporta frescura, mejora el paisaje, reduce los efectos del cambio climático y te proporciona un bonito ambiente al aire libre. Cuando siembras un árbol estas sin duda sembrando vida con todos los beneficios que esto supone para la humanidad y para el medio ambiente.

El trabajo de purificación del aire de un árbol no se detiene, está las 24 horas los 365 días del año mejorando el ambiente y por tanto la calidad de vida de las personas; es por esta y otras razones que cada vez hay más personas interesadas en sembrar árboles tanto en la ciudad como en los lugares donde es necesario recuperar las áreas verdes, producto de la acción indiscriminada del hombre por medio de la quema y la tala.

Los cambios ambientales deben ser promovidos desde la etapa escolar

Si queremos contar con ciudadanos comprometidos con mejorar el medio ambiente y con actitudes positivas frente a este hay que comenzar por educar a los niños en edad escolar, facilitando los espacios para reflexionar sobre la solución del problema ambiental que es evidente es las ciudades y hacerlos partícipes de dicha solución.

Un ciudadano bien formado y consciente será un ciudadano que evitará que ocasionen daños a las plantas, que cuidará las áreas verdes y que evitará ser un facilitador de la contaminación.

Por fortuna, muchas instituciones sin fines de lucro en conjunto con los organismos del estado y empresas privadas ya se están avocando a la tarea de dictar charlas referentes al buen uso de los recursos naturales, sobre el uso racional de la energía así como diversas actividades que promueven la conciencia ciudadana, dichas acciones se extienden a líderes comunitarios, madres que son sostén de hogar, empresarios y niños.

A estas acciones comunitarias se suman las actividades promovidas desde algunas instituciones educativas por medio de las cuales siembran plantas y aprenden a cuidarlas y a entender el importante papel que estas juegan para la conservación del ambiente.

¿Por qué sembrar árboles?

  • La presencia de los árboles genera una serie de beneficios, tales como:
  • Se convierten en el hogar de la fauna silvestre.
  • Evitan la erosión de la tierra.
  • Mantienen los ríos limpios.
  • Reducen la temperatura del suelo.
  • Producen oxígeno.
  • Generan suelos fértiles.
  • Mejoran el paisaje.
  • Sirven para que otras especies se establezcan.
  • Reducen la contaminación sónica cuando están sembrados en grandes espacios de terreno.
  • Retienen partículas de polvo que flotan en el aire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*