Las ciudades más caras de España

Madrid, San Sebastián y Barcelona son las tres ciudades españolas que lideran el ranking de las más costosas para vivir si se tiene en cuenta la relación entre el salario promedio y el precio de los impuestos, propiedades, comida y transporte, entre otros.

¿Dónde se padece más cada cuestión en particular?

En líneas generales Barcelona es la que más cara resulta porque supera en un 35.5% el coste medio más alto que la media nacional. En este sentido, la segunda es San Sebastián con 30% y la tercera, Madrid (25.5%).

Claro está que los distintos bienes y servicios pueden valer más pero contrarrestarse con sueldos más altos que amorticen e incluso, hagan que todo resulte más económico.

¿Dónde se padece más cada cuestión en particular?

Esto último es lo que ocurre en la capital de España, que posee un salario real de casi 26000 euros por año, siendo así un poco superior a la media anual de 24500.

En cuanto a los impuestos, los españoles pagan un promedio de 89 euros anuales. No obstante, los habitantes de Soria, Tarragona y Lleida son quienes más los padecen al tener que abonar 153 euros en la primera y más de 130 en la segunda y tercera, respectivamente.

Por su parte, San Sebastián es la ciudad con mayores impuestos en lo que respecta a vehículos mecánicos con casi 85 euros más que la media del país. Una localidad así resulta ideal para contar con un auto, por lo que es casi una obligación tener que someterse a dicho monto.

Al mismo tiempo esta ciudad es la más costosa para el transporte privado (taxi) con una tarifa que supera por un 55.4% la media de todo el país de 3.43 euros y los 65.3 que debe abonar un particular para cagar 50 litros de gasolina 95.

Particularmente el clásico coche a gasolina resulta más caro en Palma de Mallorca, Málaga y Barcelona ya que cuesta un valor mayor a los 68 euros de la media.

Sin embargo, en el transporte público la más cara es Barcelona. Quizás como una oportunidad para aprovechar la presencia de tantos turistas, el ticket para el autobús está 2.2 euros y excede así el 83.33% de la media.

Claro está que ninguna de todas estas acciones podría llevarse a cabo si primero no cuentas con una vivienda ya sea propia o alquilada. Y en este sentido Barcelona es nuevamente la ciudad con los números más altos.

Ciudades según el gasto

Exactamente 3320 euros por metro cuadrado es lo que sale en la capital de la capital de Cataluña una vivienda y es seguida por San Sebastián (3270) y Madrid (2850). Se trata de un promedio general, ya que dentro de cada región los valores pueden variar de acuerdo al barrio y su cercanía con importantes lugares.

Ciudades según el gasto

Como si fuese poco, Barcelona cuenta también con los mayores números si deseas alquilar con entre 15 y 20 euros el metro cuadrado. En tanto en Madrid está 13 y en San Sebastián 12, demostrando por qué son las tres que lideran el ranking de las más caras.

Esto se debe una vez más, a que se tratan (sobre todo Barcelona) de ciudades muy turísticas y visitadas durante todo el año por individuos tanto de Europa como de otros continentes, además de por supuesto, la presencia de grandes empresas y compañías cuyos sueldos para sus trabajadores son mejores que en otros lados.

Impuestos en las ciudades

A su vez, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que es al que deben someterse únicamente los propietarios de una casa, departamento u oficina, es el más caro para los habitantes de Lérida, Tarragona, Soria y Toledo con 140, 131, 129 y 128 euros, respectivamente.

El ítem más relativo de todos debido a que depende de cada persona en particular, sus gustos y necesidades es el del ocio y el consumo personal; aunque incluye también la comida y bebidas, está protagonizado por el vino, el alcohol y las entradas al cine o a determinados eventos, entre otros.

Ibiza, Zaragoza y La Coruña son los sitios donde concurrir a ver una película es siempre más caro que en otros lugares. Al mismo tiempo, una cena para dos con vino está casi 60 euros.

Ocio en las ciudades más caras

Pero el alcohol en concreto puede costar en Madrid 26 euros dos cócteles, proclamándose así como la peor para la diversión de gente adolescente y joven seguidos por Palma de Mallorca, Ibiza y Córdoba, donde su valor es de 22 euros.

Cualquiera sea la edad de la persona que va a menudo al supermercado, esta se va a encontrar con que Barcelona, Bilbao y San Sebastián son las más dificultosas para llenar un carro.

Quizás con algunos productos más económicos que en otras localidades, allí es en general donde los alimentos básicos hacen que el precio final sea mayor.

En cuestiones algo menores como las expensas, la luz, el agua, el gas, internet, etc. los precios resultan similares en todas las ciudades de España. Obviamente estos ya dependen del nivel de consumo personal y no será igual para un individuo que permanece todo el día en su hogar que para otro que transcurre casi todo el tiempo afuera del mismo.

Todas con pros y contras, atractivos y motivos para estar allí, las ciudades españolas que más caras resultan son Barcelona, una de las que más turismo atrae, Madrid, nada más ni nada menos que la capital y San Sebastián, una ciudad menos conocida pero también muy concurrida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*